Maite zaitut, tina

Se intentó instalar
en un mundo desequilibrado,
y nunca preguntó si tú
estabas a su lado.


Agradeció eternamente tus ganas
y tu ser. Siempre te tuvo en mente,
aunque tu no te dieras cuenta.


En los malos momentos
tomó malas constumbres
sin tener a nadie en cuenta,
dejaba que la tierra la engulliera.


Agradeció eternamente tus ganas
y tu ser. Siempre te tuvo en mente,
aunque tu no te dieras cuenta.
Siempre te tendré en cuenta,
hasta que llegue mi último día.