Es mayo en tu casa,
te escondes en el fondo de tu cuarto,
trae calor de nuevo al viejo corazón,
el cielo es azul, hoy, el día de algún fusilamiento.

El mundo siempre es diferente cada mayo que despiertas,
siempre eres diferente al salir de tu insomnio.

La luz se mueve traviesa en las paredes,
el mar quiere jugar contigo, quisiera tocarte,
en la latitud de 24º, en la casa envejecida con el puerto rojo.

El mundo siempre es diferente cada mayo que despiertas,
siempre eres diferente al salir de tu insomnio.
Perdona a este mundo si se ha quedado demasiado lejos de lo que deseabas,
en el próximo mayo todo se hará mejor.